fbpx

Uno de los retos que numerosas empresas deben enfrentar, en la actualidad, es lograr que la gerencia se comprometa y se involucre al 100% en la creación de una Cultura de seguridad en el trabajo.  Para ello, es necesario crear una  filosofía  que considere a la seguridad, el pilar fundamental para el crecimiento y desarrollo sostenido de las empresas.
Para crear una cultura de  seguridad, debemos primero, sensibilizar a la alta dirección, respecto a las implicancias de la normativa vigente y su impacto, económico, social, emocional y legal en la empresa. Asimismo debemos tener en cuenta que las repercusiones económicas, que recaen sobre las empresas, son altísimas, si se desconoce y no se aplica la seguridad en el trabajo.

Ante este panorama conviene reflexionar, a nivel gerencial, sobre el rumbo que se debe seguir para instaurar la cultura de la seguridad y establecerla como uno de los pilares fundamentales para regir la empresa. Todo ello con el objetivo de garantizar el desarrollo personal, social y emocional de los colaboradores.

Pasos:

1.- Generar compromiso sobre la seguridad laboral:

El primer paso, que se debe desarrollar, es convocar a todas las jefaturas y colaboradores, desde puestos operativos hasta puestos gerenciales, para compartir con ellos los objetivos que la empresa está buscando lograr. Es importante, aquí destacar que, solo con el compromiso tácito de cada uno de los trabajadores, se logrará desarrollar una nueva forma de vida laboral, donde la seguridad y la vida de todos sean fundamentales para el desarrollo de la empresa y de cada uno de sus integrantes.

Por ello, es importante que cada uno de los presentes  expresen su opinión, respecto al compromiso de cómo van a poner en práctica la cultura de seguridad. Recuerden que todas las opiniones son importantes, ya que reflejan el estado de ánimo de los miembros y de su nivel de conocimiento sobre el tema.

Y para sellar, este primer paso, se procederá a firmar un documento denominado, “Compromiso para salvaguardar mi vida y la de mis compañeros de trabajo”. El documento, con la firma registrada  de todos los trabajadores, se publicará en lugares de mayor concurrencia dentro de la empresa para así mantener vivo el espíritu de compromiso de salvaguarda de la vida de todos y cada uno de los colaboradores.

Este es el primer paso que debemos dar, para marcar la etapa de cambio en la empresa. Por ello es importante destacar que son los gerentes quienes deben dar el ejemplo para así sensibilizar a los trabajadores y lograr su compromiso. Sin duda esta es una buena oportunidad para disipar las diferencias con los colaboradores y mejorar las relaciones laborales. Además es importante, que los colaboradores sientan que la empresa está encaminada en objetivos compartidos, donde ellos son considerados el eje fundamental para crear la cultura organizacional y lograr la gran transformación organizacional.

2.-  Identificar los puntos  de riesgo en las áreas de la empresa:

El segundo paso, que se debe dar, es  mejorar el ambiente físico de todas las áreas de la empresa, donde se desarrollan las actividades laborales. Para empezar se debe  identificar todos los puntos que presentan o podrían generar un riesgo o peligro y que puedan afectar la vida de todos nuestros colaboradores. Para ello, un especialista en seguridad en el trabajo debe evaluar mediante registros escritos y fotográficos todos los puntos que se consideren de riesgo o peligro.

Posterior a ello, se elaborará un informe, donde se detallara todas las áreas que deben ser acondicionadas y/o mejoradas con fin de que se consideren áreas seguras de trabajo. Este punto es fundamental  para la gerencia porque debe evaluar el impacto económico de la inversión, a fin de subsanar todas las observaciones que pudieran hallar durante la evaluación.

En Definitiva, la evaluación de las áreas donde se desarrollan las operaciones y su posterior mejora para convertirlas en áreas de trabajo seguras, se percibirá como un acto positivo de parte de la gerencia hacia los colaboradores, donde se manifiesta el compromiso de la empresa hacia la seguridad y la vida de todos sus colaboradores.

3.- Informar sobre los cambios que se van a realizas:

La gerencia deberá comunicar en reunión, que la empresa, ha aprobado realizar las mejoras que fueren necesarias en las áreas de trabajo, como parte de su política de instaurar la Cultura de Seguridad. Aquí la empresa  marca la diferencia con un modelo de gestión basado en una nueva forma de trabajo, donde los colaboradores, son el eje fundamental.

El efecto de este paso es trascendental para la empresa, ya que el colaborador logra por fin experimentar un proceso de cambio en su área de trabajo, cuyo lugar es más tranquilo y seguro. De esta manera el personal de la empresa sentirá que valoran su vida, la de su familia y de la sociedad en su conjunto. Esta percepción del será importante porque por fin logrará desterrar mitos, paradigmas y estereotipos respecto a sus jefes, supervisores y a su centro de trabajo.

Estimado lector, como habrá podido observar, el proceso de transformación para lograr la cultura de la seguridad en el trabajo, implica grandes cambios que van desde la forma de pensar de la gerencia hasta la forma de pensar de la gran base operativa de la empresa, “los colaboradores”.   Lo cual se da sólo cuando el Gerente señala el camino a seguir y los pasos que debemos adoptar.

Para lograr este paso fundamental  es importante alcanzar el COMPROMISO de los colaboradores y para lograr ello, es fundamental, que el gerente logre transformar su forma de pensar y desarrolle nuevas formas de comportamiento, donde evidencie que sus colaboradores y sus vidas son lo más importante. Para ello, deberá reflexionar sobre su forma de dirigirse a sus colaboradores, su forma de gestionar sus problemas y su forma de ver la problemática de su empresa.

4.- Trabajar en equipo:

Además, es importante destacar que la Cultura de la Calidad es el resultado de esfuerzos compartidos, entre la Gerencia y sus colaboradores; cuando cada uno de ellos pone la cuota que le corresponde, se logrará abrazar esta filosofía de trabajo. Aquí no tiene cabida el resentimiento, la desconfianza y la indiferencia. Por el contrario, son valorados el trabajo en equipo, la solidaridad, la unidad, la responsabilidad, el bien común y los valores corporativos de la empresa.

Sólo podremos lograr esta unidad organizacional, si el Gerente logra desarrollar un comportamiento basado en la seguridad, en la integridad y en salvaguardar la vida de sus colaboradores.

Si en este proceso de transformación para alcanzar la implantación de la Cultura de la seguridad se enfrenta retos, no dude en contactarnos para asistirlo y acompañarlo en la gestión de los recursos humanos y en la gestión de conflictos, para así lograr la Cultura de la seguridad en el trabajo. Nuestra empresa tiene como política de trabajo, trasladarse a nivel nacional e internacional, para asistir a sus clientes en la resolución de sus problemas, que se convierten en una oportunidad para nosotros y forma parte de nuestra filosofía empresarial.

Los retos empresariales que debe enfrentar la seguridad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *