fbpx

Digamos NO al Bullying

Como educadores es esencial analizar la forma de entregar nuestros valores como el amor y el respeto a nuestros semejantes, examinar si estamos siendo indiferentes ante el bullying y si de alguna manera nos negamos a crear conciencia para favorecer aulas libres de acoso.
La violencia escolar se ha venido incrementando cada vez más en todos los niveles y ámbitos sociales. El tema del bullying, y más aún el acto de acoso escolar, es un hecho latente que se inserta en las instituciones educativas y ataca a los niños y adolescentes minando su autoestima y confianza, provocando muchas veces la depresión y la ansiedad, lo que provoca en la persona serias dificultades para adaptarse a la sociedad.

 

El Bullying, es el arma letal de la autoestima. Es aquello que puede llevar a la muerte a aquella persona que lo padece. Es por este fatal resultado, que tú y yo somos responsables de educar y enseñar sobre el respeto y los derechos.
El Bullying se ejercita entre miembros de la comunidad educativa, alumnos, profesores, padres, etc., y se produce tanto en los espacios físicos propios del centro escolar, como en otros espacios relacionados a la misma institución o bien en lugares donde se desarrollen actividades extraescolares.
Te ofrecemos el presente taller con el fin de invitarte a reflexionar sobre la importancia del rol del docente en el proceso de bullying, para actuar en consecuencia con el diseño e implementación de estrategias concretas para manejar y prevenir el acoso escolar.

Bullying No sólo los golpes dejan marca

 

La escuela es el espacio más indicado para fortalecer las competencias relacionadas con el valor de la dignidad.

La formación integral del alumno, incluida la educación en valores, debe provenir desde luego, de casa, de la familia que lo nutre y prepara para una vida plena. Sin embargo, los maestros somos también responsables de su formación integral.
De hecho, la educación por competencias promueve la adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes para resolver problemas de la vida cotidiana y laboral. En cada sesión los docentes estamos obligados a promover las actitudes y valores que harán de nuestros alumnos personas competentes y de bien.
La escuela, la familia y la sociedad en su conjunto deben emprender acciones puntuales y multidisciplinarias a fin de desarrollar en la ciudadanía en general especialmente en los niños y adolescentes, comportamientos tales como la resolución pacífica de conflictos, la cooperación, la empatía, la asertividad y el manejo de emociones, teniendo como objetivo erradicar las prácticas de Bullying y construir una sociedad en donde se privilegie la justicia y la armonía.

Iniciamos el curso todos los sábados